Blog

​La estabilidad emocional como prioridad ​​

por para Blog agosto 2, 2021

Esta semana semana hemos vivido dos experiencias relacionadas con la ansiedad en dos ámbitos distintos. Personas relevantes han puesto la estabilidad emocional como prioridad.

Por un lado, Simone Biles, en plena competición olímpica decidió abandonar la misma por anteponer su salud mental a sus logros profesionales.

Esta semana semana hemos vivido dos experiencias relacionadas con la ansiedad en dos ámbitos distintos.

Por un lado, Simone Biles, en plena competición olímpica decidió abandonar la misma por anteponer su salud mental a sus logros profesionales.

Otra mujer que ha dicho “basta” a su carrera profesional es María Isabel, la cantante que se hizo muy conocida por canciones como “Antes muerta que sencilla”.

El problema de asumir expectativas

No es fácil asumir las expectativas que se cargan sobre los hombros de otras personas, jóvenes y sobradamente preparadas que necesitan un punto de inflexión para cuidarse a sí mismas. Lo importante es hacer ‘click’ y ser conscientes de que necesitamos pararcomo hablo en mi libro Método CLICK, donde explico cómo tomar las riendas de nuestras emociones antes de que nos desorden.

El ejemplo de estas dos veinteañeras que deciden pausar sus carreras profesionales para centrarse en recuperar su salud anímica es algo admirable y un gran ejemplo para todos.

Si ellas, que llevan trabajando bajo presión desde niñas, han necesitado parar, ¿por qué, a veces, nos sentimos culpables por no llegar a todo? ¿Por qué si nos molestan los dientes vamos a un dentista, pero a nivel emocional nos cuesta tanto pedir ayuda a un profesional?

Los éxitos y la felicidad

Los éxitos no garantizan la felicidad. Una cosa es lo que se ve por fuera y otra muy distinta lo que pasa en el interior de cada uno.

Nuestra prioridad debe ser estar bien anímicamente. Cuando sufrimos estrés hemos de poner límites y hacer todo lo que esté en nuestras manos para sentirnos lo mejor posible. Hay que recordar que de todo se aprende, y hasta lo que parece un fracaso, al final entendemos el por qué.

Me quedo con las palabras de Biles: “Tenemos que proteger nuestra mente y no hacer siempre lo que los demás esperan de nosotros”. Es de agradecer tanta sinceridad para dar visibilidad a la ansiedad pues aseguran que es la gran enfermedad del sigo XXI.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Cesta