Blog

¿Cómo quieres ser recordado?

por para Blog noviembre 6, 2019

¿Cómo estás de agobiado últimamente?, ¿estás en una etapa tranquila de tu vida o tienes varios frente abiertos y no sabes por dónde empezar?, te has preguntado alguna vez cómo quieres ser recordado?

Si te pusieran al final de tus días una proyección de lo que podrías llegar a ser, ¿se corresponde con la persona que eres ahora mismo?

Valora lo que has aprendido en los momentos más duros que has vivido, ¿qué ha cambiado en ti?, ¿qué aprendizaje has sacado?

¿Crees que no te da tiempo para llegar a todo? Darte cuenta es el primer paso, baja las revoluciones, no tienes que ir siempre acelerado, organízate y prioriza.

¿Qué 3 cosas vas a dejar de hacer a partir de mañana para acercarte a tu objetivo? Anótalas para comprometerte contigo mismo.

Haz ejercicio o sal a caminar: muévete. La incertidumbre crea miedo y genera cortisol para que te pongas en acción a nivel físico para atacar o huir; lo que no fluye se atasta, así que te invito a drenar tus emociones.

¿Qué extrañas de ti? Eso que tanto te gustaba, te ayudaba a conectar con tu esencia y ahora ya no practicas tan a menudo.

¿Cómo quieres ser recordado? Qué legado quieres dejar al mundo, qué tienes tú que te hace diferente al resto, conecta con tu talento y deja que lleves las riendas de tu vida. No busques la felicidad porque haciendo lo que te motiva, llegará sola.

Aquí tienes el post en el que se recogen las reflexiones de Steve Jobs en el discurso que impartió en la Universidad de Stanford.

Fábula El Gato y La Felicidad

Un gato grande vio cómo un gatito pequeño trataba de pescarse la cola y le preguntó:

«¿Por qué tratas de pescarte la cola en esa forma?

El gatito dijo:

«He aprendido que lo mejor para un gato es la felicidad, y que la felicidad es mi cola. No veo nada malo en buscar mi felicidad, y por eso la persigo y trato de pescármela; y cuando la pesque habré logrado la felicidad».

El gato viejo le dijo: «hijo mío; Yo también he pensado que mi cola es la felicidad. Pero, me he dado cuenta que cuando la persigo se me escapa y cuando voy haciendo lo que tengo que hacer ella viene detrás de mí por donde quiera que yo vaya».

Haz que las personas que se crucen en tu camino queden mejor después de que tú pases por su lado. Deja tu sello personal allá a donde vayas, que todo lo que pase por ti se transforme, que tu presencia no deje indiferente a nadie, Gemma Ramírez. Extracto de mi libro Claves del coaching.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Cesta